martes, 31 de enero de 2012

Murió Theo Angelopoulos


El 24 de enero, atropellado por una motoneta policial, murió Theo Angelopoulos, quizás la máxima figura que haya dado el cine griego.
Una verdadera lástima. Con 76 años, se encontraba trabajando en su útlima película “El otro mar”, un testimonio fílmico sobre la grave crisis económica actual que atraviesa Grecia.

Como uno de los pocos grandes autores que quedaban, se pueden reconocer en él ciertos temas que son parte de sus reflexiones y su búsqueda: los efectos de la política sobre la vida de la gente, la necesidad y la angustia por cambiar el mundo, el drama existencial que implica el desarraigo y la migración.
La nostalgia y la noción de viaje –viaje obligado por las coyunturas- que es a la vez un viaje interior, son una constante en su cine.
Y el uso de la música incidental con sentido dramático, seguramente una influencia del cine italiano, ha dado a la historia de la música de cine creaciones magistrales como la de Eleni Karaindrou.

Su obra siempre profunda y rigurosa se ha caracterizado por un ritmo lento, el empleo de elaborados planos secuencia y un tratamiento de la imagen en cuanto a encuadres y puesta en escena, del sonido y de la propia actuación, con una intención poética que no es de fácil acercamiento para el público común.
Una búsqueda constante por llegar sensiblemente al espectador, mostrar lo esencial, lo no visible en resoluciones cinematográficas de exquisito poderío.
Manuel Martínez Carril en el semanario Brecha escribió recientemente: “lo que parece obvio es que estas películas no narraban historias, ellas mismas eran esa trama poética que diferencia al arte cinematográfico del oficio de contar historias. Cuando empezó, a fines de los experimentos de libertad del cine de los sesenta, todos creían que con el cine se podía cambiar el mundo. Se podía hacer otra cosa, y es lo que hizo Theo Angelopoulos con sus películas”

Algunas de sus películas:
Reconstrucción (1970)
Días del 36 (1972)
El viaje de los comediantes (1975)
Los cazadores (1977)
Megalexandros (1980)
Viaje a Citerea, 1984
Paisaje en la neblina (1988)
La mirada de Ulises (1995)
La eternidad y un día (1998)
Eleni – El valle de los lamentos (2004)


sábado, 28 de enero de 2012

Un acontecimiento en el cable. ¿Será posible?

En el cable, el sábado se puede ver alguna cosa, como Madame Butterfly de David Cronenberg (ir a Cartelera),  pero el domingo en Europa publicitan como estreno en TV una película formidable y compleja: “El espejo” de Andrei Tarkovski, para nosotros una obra maestra del cine, que descubriéramos en los años 80 gracias a Cinemateca.
En la programación de Europa no hay casi datos, pero suponemos que se trata de este mismísimo film , realizado en 1975 en lo que era la Unión Soviética por un autor hermético. La duda de si se trata del mismo film y no una remake bastarda se debe a que el fotograma elegido no nos resulta familiar y porque son tan  bestias los programadores del cable que la catalogaron en el género de ¡terror!!!
Como dice Ángel Santos Touza (Miradas de cine), “El espejo” es un film autobiográfico, en el que se rechazan las habituales técnicas naturalistas de relato.
Fascinante y lleno de poesía, hay que dejarse abordar por él. Quienes pretendan ver una trama clarita con principio, desarrollo, desenlace, donde se sepa claramente quién es quién, ¡están fritos!
Tarkovski nos exige más como espectadores. Así que a quien sienta placer en que le sacudan la modorra y le agilicen las neuronas… ¡a verla!

Les dejamos aquí algunas reflexiones del propio Andrei publicadas en su “Esculpir en el tiempo” (el título todo un concepto que da para conversar, eh?). Ellas reflejan bastante el espíritu de sus películas y en particular el de "El espejo":
“En el cine lo que me atrae son las interconexiones poéticas que se salgan de la normalidad. La lógica de lo poético”
“La génesis y la evolución de los pensamientos responden a leyes especiales. Para poder expresarlas, a veces hacen falta formas que se diferencien netamente de estructuras lógico-especulativas. En mi opinión, la lógica poética está más próxima a las leyes de evolución de los pensamientos y a la vida en general que a la lógica de la dramaturgia clásica. Pero, desde hace muchos años, el drama clásico se suele considerar el modelo único para expresar conflictos dramáticos”.
Como queda claro, para verla es esencial dejar de lado las estructuras de pensamiento convencionales y dejarse llevar por su incomparable poesía.
Manuel Martínez Carril, el histórico director de Cinemateca Uruguaya, la definió con su precisión habitual, así: “quizás una obra maestra, rica, compleja”.

Va el domingo 29 por Europa, a las 23.



viernes, 27 de enero de 2012

Ante la polémica sobre piratería e internet, un punto de vista interesantísimo que queremos compartir


SÁBADO, 31 DE DICIEMBRE DE 2011. página 12

POLEMICAS > INTERNET Y LA PIRATERIA DE LIBROS


PIRATAS Y TIBURONES

La semana pasada, la exitosa escritora valenciana Lucía Etxebarría (Beatriz y los cuerpos celestes, Un milagro en equilibrio, Premio Planeta 2004) anunció su retirada indefinida del mundo literario como forma de protesta contra la piratería. Una parte del mundo editorial salió a apoyarla, pero Hernán Casciari, autor de la “blogonovela” Más respeto que soy tu madre (adaptada para el teatro por Antonio Gasalla) y editor de esa exitosa rareza que es la revista Orsai (sin publicidad y con venta anticipada) dio a conocer esta carta en la que dice a Lucía que no es para tanto y que los malos están en todos lados.

Por Hernan Casciari
El contador de suscripciones anuales a la nueva revista Orsai acaba de llegar a mil. En nueve días, y sin noticias sobre los contenidos o la cantidad de páginas, mil lectores ya compraron las seis revistas del año próximo. Y eso que todos saben que habrá una versión en pdf, gratuita, el mismo día que cada revista llegue a sus casas. Repito: acabamos de vender seis mil revistas. Seiscientas sesenta y cinco por día. Veintiocho por hora.
Al mismo tiempo, una escritora española acaba de informar que dejará de publicar. “Dado que se han descargado más copias ilegales de mi novela que copias han sido compradas, anuncio que no voy a volver a publicar libros”, dijo ayer Lucía Etxebarría. La prensa tradicional se hizo eco de sus palabras y la industria editorial la arropó: “Pobrecita, miren lo que Internet les está haciendo a los autores”.
A nosotros nos ocurre lo mismo. Durante 2011 editamos cuatro revistas Orsai. Vendimos una media de siete mil ejemplares de cada una, y con ese dinero les pagamos (extremadamente bien) a todos los autores. Los pdf gratuitos de esas cuatro ediciones alcanzaron las seiscientas mil descargas o visualizaciones en Internet.
Vendimos siete mil, se descargaron seiscientas mil.
Si los casos de Lucía Etxebarría y de Orsai son idénticos, y ocurren en el mismo mercado cultural, ¿por qué a nosotros nos causan alegría esos números y a ella le provocan desazón?
La respuesta, quizá, es que se trata del mismo mercado pero no del mismo mundo.
Existe, cada vez más, un mundo flamante en el que el número de descargas virtuales y el número de ventas físicas se suma; sus autores dicen: “qué bueno, cuánta gente me lee”. Pero todavía pervive un mundo viejo en el que ambas cifras se restan; sus autores dicen: “qué espanto, cuánta gente no me compra”.
El viejo mundo se basa en control, contrato, exclusividad, confidencialidad, traba, representación y dividendo. Todo lo que ocurra por fuera de sus estándares, es cultura ilegal.
El mundo nuevo se basa en confianza, generosidad, libertad de acción, creatividad, pasión y entrega. Todo lo que ocurra por fuera y por dentro de sus parámetros es bueno, en tanto la gente disfrute con la cultura, pagando o sin pagar.
Dicho de otro modo: no es responsabilidad de los lectores que no pagan que Lucía sea pobre, sino del modo en que sus editores reparten las ganancias de los lectores que sí pagan. Mundo viejo, mundo nuevo. Hace un par de semanas viví un caso muy clarito de lo que ocurre cuando estos dos mundos se cruzan. Se lo voy a contar a Lucía, y a ustedes, porque es divertido:
me llama por teléfono una editora de Alfaguara (Grupo Santillana, Madrid); me dice que están preparando una Antología de la Crónica Latinoamericana Actual. Y que quieren un cuento mío que aparece en mi último libro, “un cuento que se llama tal y tal, que nos gusta mucho”.
Le digo que por supuesto, que agarre el cuento que quiera. Me dice que me enviará un mail para solicitar la autorización formal. Le digo que bueno.
A la semana me llega el mail, con un archivo adjunto:
“Estimado Hernán, te explico lo que te adelanté por teléfono: Alfaguara editará próximamente una antología de bla bla bla cuya selección y prólogo está a cargo de Fulanito de Tal. El ha querido incluir tu cuento Equis. Si estás de acuerdo con el contrato que te adjunto, envíame dos copias en papel con todas las páginas firmadas a la siguiente dirección” (y pone la dirección de Prisa Ediciones, Alfaguara).
Abro el archivo adjunto, leo el contrato. Me fascina la lectura de contratos del mundo viejo. No se molestan en lo más mínimo en disfrazar sus corbatas.
Al cuento que me piden lo llaman “La aportación”. En la cláusula 4 dice que “el editor podrá efectuar cuantas ediciones estime convenientes hasta un máximo de cien mil (100.000)”. En la cláusula 5, ponen: “Como remuneración por la cesión de derechos de ‘La aportación’, el editor abonará al autor cien euros (¿100?) brutos, sobre la que se girarán los impuestos y se practicarán las retenciones que correspondan”.
Pensé en los otros autores que componen la antología, los que seguramente sí firman contratos así. Cien euros menos impuestos y retenciones son sesenta y tres euros, y a eso hay que quitarle el quince por ciento que se lleva el agente o representante (todos tienen uno), o sea que al autor le quedan cincuenta y tres euros limpios. No importa que la editorial venda dos mil libros o cien mil libros. El autor siempre se llevará cincuenta y tres euros. ¿Firmará Lucía Etxebarría contratos así?
Esa misma tarde le respondí el mail a la editora de Alfaguara:
“Hola Laura, el cuento que querés aparece en mi último libro, que se distribuye bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported, que es la más generosa. Es decir, podés compartir, copiar, distribuir, ejecutar, hacer obras derivadas e incluso usos comerciales de cualquiera de los cuentos, siempre que digas quién es el autor. Te regalo el texto para que hagas con él lo que quieras, y que sirva este mail como comprobante. Pero no puedo firmar esa porquería legal espantosa. Un beso.”
La respuesta llegó unos días después; ya no era ella la que me hablaba, sino otra persona:
“Hernán: entendemos esto, pero el departamento legal necesita que firmes el contrato para que no tengamos problemas en el futuro. ¡Saludos!”
Y ya no respondí más nada. ¿Para qué seguir la cadena de mails?
La anécdota es esa, no es gran cosa. Pero quiero decir, al narrarla, que no hay que luchar contra el mundo viejo, ni siquiera hay que debatir con él. Hay que dejarlo morir en paz, sin molestarlo. No tenemos que ver al mundo viejo como aquel padre castrador que fue en sus buenos tiempos, sino como un abuelito con Alzheimer.
–¿Me das eso? –dice el abuelito.
–Sí, abuelo, tomá.
–No, así no. Firmame este papel donde decís que me das eso y yo a cambio te escupo.
–No hace falta, abuelo, te lo doy. Es gratis.
–¡Necesito que me firmes este papel, no lo puedo aceptar gratis!
–¿Pero por qué, abuelo?
–Porque si no te cago de alguna manera, no soy feliz.
–Bueno, abuelo, otro día hablamos... Te quiero mucho.
Y de verdad lo queremos mucho al abuelo. Hace veinte, treinta años, ese hombre que ahora está gagá, nos enseñó a leer, puso libros hermosos en nuestras manos.
No hay que debatir con él, porque gastaríamos energía en el lugar incorrecto. Hay que usar esa energía para hacer libros y revistas de otra manera; hay que volver a apasionarse con leer y escribir; hay que defender a muerte la cultura para que no esté en manos de abuelos gagá. Pero no hay que perder el tiempo luchando contra el abuelo. Tenemos que hablar únicamente con nuestros lectores.
Lucía: tenés un montón de lectores. Sos una escritora con suerte. El demonio no son tus lectores; ni los que compran tus novelas ni los que se descargan tus historias de la red.
No hay demonios, en realidad. Lo que hay son dos mundos. Dos maneras diferentes de hacer las cosas.
Está en vos, en nosotros, en cada autor, seguir firmando contratos absurdos con viejos dementes, o empezar a escribir una historia nueva y que la pueda leer todo el mundo.

sábado, 21 de enero de 2012

Retrospectiva de un maestro del cine: Jean Renoir

Esta retrospectiva que se inicia mañana domingo 22 en Cinemateca Uruguaya, es una excelente oportunidad para conocer o rever lo que se suele denominar como la obra cinematográfica de un AUTOR, con mayúsculas.
Jean Renoir (1894-1976), hijo del pintor impresionista Pierre-Auguste Renoir, vuelca en su cine la influencia del realismo poético francés con una marcada formulación plástica en toda su obra.
En la CARTELERA ampliamos y les adjuntamos la información de las películas que dan cada día.
Aquí les dejamos unos links a youtube con algunos fragmentos de sus más importantes films.

viernes, 20 de enero de 2012

Recibimos y Publicamos: concurso de videos en Youtube


YouTube crea un concurso de video para encontrar talentos audiovisuales

Quienes quieran participar tienen hasta el 31 de marzo para enviar

su video con una duración máxima de 15 minutos.








MADRID.- El portal de vídeo YouTube anunció la creación de"Your Film Festival", un concurso para encontrar a los "mejores realizadores de cine, vídeo y creadores de historias" del planeta, a quienes premiará con US$ 500 mil y dará la oportunidad de trabajar con el director Ridley Scott.
Los creadores que deseen participar en la competición -organizada en colaboración con el Festival de Cine de Venecia, la productora de Scott y la aerolínea Emirates- tendrán que presentar su creación audiovisual, de un máximo de 15 minutos, entre el 2 de febrero y el 31 de marzo.
YouTube indica en su blog oficial que los únicos requisitos son que el vídeo no haya sido publicado antes del 1 de enero de 2010 y cuente una historia. Da igual el contenido, el género y el formato: puede ser una producción de animación, un documental, un cortometraje o el piloto de una serie, entre otros.
En junio de 2012, la productora Scott Free seleccionará 50 semifinalistas entre todos los candidatos y será entonces cuando los usuarios de YouTube elijan a los 10 finalistas, cuyos proyectos serán mostrados en el Festival de Cine de Venecia.
Un jurado liderado por el realizador de "Blade Runner" será el encargado de designar al ganador, que recibirá medio millón de dólares para desarrollar su nueva producción.
Información extraída del sitio www.emol.com

sábado, 14 de enero de 2012

IMPERDIBLE: Ciclo de PETER GREENAWAY en Sala Cinemateca

Este domingo 15 de enero arranca una retrospectiva del interesante y polémico cineasta inglés Peter Greenaway. La muestra es incompleta -nos extraña la ausencia de "El vientre del arquitecto" entre otras- pero es representativa de un cineasta contemporáneo que ha propuesto un cine distinto, cuestionador del propio arte como materia.
La reseña de su cine y la lista de películas las podrán encontrar aquí, en la cartelera, pero a modo de adelanto e invitación a ver el ciclo, vayan estos avances encontrados (algunos lamentablemente doblados al español) que -nos parece- lograran motivar para su revisión o descubrimiento. 



Y aquí, parte de una entrevista a Greenaway cuando visitara Buenos Aires en 2010:

lunes, 9 de enero de 2012

Se abrió la 1ª convocatoria al Fondo de Fomento del ICAU


Bases 1ra. Convocatoria

Abre la 1ª Convocatoria del Fondo de Fomento Cinematográfico del ICAU 2012

Se encuentran disponibles en la web del ICAU (www.icau.mec.gub.uy) las Bases de la Primera Convocatoria Concursable del Fondo de Fomento Cinematográfico 2012.


Las inscripciones podrán realizarse a partir del 20 de enero y 
hasta la medianoche del próximo 27 de febrero, únicamente por vía digital, mediante formulario electrónico y de acuerdo al Procedimiento de Inscripción a los que se accede desde la misma página: www.icau.mec.gub.uy

Este llamado reúne, por un lado, las líneas destinadas ala Producción de Contenidos Audiovisuales, que contempla Largometrajes tanto de ficción como documental, Telefilms y Series de TV también documentales o ficción y Cortometrajes de ficción o animación. Por otro lado agrupa la primera instancia de recepción de propuestas para las líneas de Difusión de Contenidos Audiovisuales, que incluye Festivales Internacionales, Muestras Nacionales y Muestras Locales.