sábado, 31 de octubre de 2015

Diario de viaje de hachaytiza: Experiencia Biblioteca solidaria (3)

Tercera parada: Rocha


La mañana abrió con una niebla espesa y la amenaza de lluvia estaba en todos los pronósticos. Sin embargo, al decir de Graciela -la maestra del CEIMER*- la Pachamama sopló las nubes, y un poco de sol salió para abrir la tarde.

En la mañana y hasta avanzado el mediodía estuvimos en la escuela 75 de tiempo completo, ubicada en las afueras de la ciudad de Rocha, a pocas cuadras de la intersección de las rutas 9 y 15.



Una escuela que tiene pocos años de construida, muy linda en sus exteriores, pero con poco espacio en los salones y sin un local multiuso para actividades culturales, etc. De hecho, el comedor -éste sí muy amplio- se destina también a otras actividades y fue allí donde realizamos las entrevistas a varias madres y un padre que se acercaron a compartir sus impresiones sobre la lectura y los libros.

Paola, la maestra referente, tenía organizado todo el plan de rodaje con las iniciales entrevistas a miembros del equipo comunitario lector y a escolares de distintas clases.

Fue una jornada intensa, muy participativa, donde una vez más nos queda clara la importancia del maestro y la familia en los hábitos de lectura de los niños. 


Muchos padres confesaron haber perdido su hábito de lectura. Tal vez la mayoría siga sin leer pero algunos la retomaron y están siendo conscientes de la importancia que tiene para la vida de los chiquilines.

Juliana, una madre integrante del equipo comunitario lector, leyendo en una clase.
En la clase de Paola estuvo bueno ver una cartelera donde tenían un ranking mensual del mejor libro de cada mes, y cómo la biblioteca no es algo intocable y ajeno como era la biblioteca en la época en que nosotros íbamos a la escuela pública.
Y aunque hace muchos años de aquellos tiempos, todavía se ven adultos que no le acercan a los niños los libros "porque se rompen", diciendo que los guardan para "cuando sean grandes": o sea, para cuando sientan al libro como algo totalmente ajeno, que les sea indiferente, y entonces ya no tengan ningún interés en ellos...
Incluso algunos padres todavía siguen utilizando al libro como elemento de castigo: una penitencia es ir a leer.
Lo gracioso, como nos dijo una niña a la que a veces la mandan a leer como penitencia, es que le gusta...



* De tarde estuvimos en el CEIMER: Centro Ecológico Integrado al Medio Rural, que junto con otros dos (uno en Canelones y otro en Maldonado), constituyen los únicos centros educativos de ANEP de estas características.
En particular este centro, conformado por un equipo de apenas cinco personas, recibe durante el año a escuelas de distintos puntos del país en régimen de jornada diaria o de pasantía de 4 días.


Durante esos días realizan actividades dentro del Centro: huerta orgánica, lombricultivo, piscicultura, cría de animales, depuración de aguas residuales, activación de microorganismos eficientes, invernáculo, etc, así como también visitas turísticas por la zona: desde conocer el mar por primera vez para muchos niños, a visitas al Cabo Polonio, la fortaleza de Santa Teresa, laguna de Rocha, etc.





En el predio, tienen un parque de flora autóctona, y también un predio plantado con árboles frutales.


Al equipo se ha incorporado Cecilia Paseyro añadiendo la lectura y la biblioteca a las actividades del Centro.

 

Muchas escuelas que llegan, escuelas de contexto crítico, vienen con niños que jamás salieron de su casa, que no conocen otro lugar más que aquel donde viven, donde muchos no tienen su cama donde dormir u otras necesidades elementales que no imaginamos puedan faltar en Uruguay.

Desde hace rato se viene hablando de crisis en la educación, diagnósticos y planes que no se concretan. Y pensando en las características del Uruguay siempre nos preguntamos y aún no logramos contestar:

¿Por qué, siendo el Uruguay un país agro exportador, la educación ha estado siempre tan divorciada de lo que es la actividad rural?
Es curioso. Ya que el suelo y su ganado es, por ahora, la máxima riqueza que tiene el país. Sin embargo la mayoría de los uruguayos no sabemos nada de campo ni de ganado.
No sólo eso.
Nos hemos encontrado por ejemplo con un grupo de mujeres rurales en el interior profundo de Tacuarembó que nos contaban cómo no sabían siquiera plantar una papa, una lechuga, y vivían comiendo fideos y panchos que le compraban al almacenero de la zona.
Hace poco el Observador publicaba una carta de una española preguntándose por qué en Uruguay sale más caro un kilo de papas que un litro de nafta.
No es que pretendamos que todos los uruguayos se transformen en productores de papas, agricultores o productores ganaderos. Pero observamos que el sector donde en el Uruguay está la riqueza, parece ser un área que conocen y en la que trabajan muy pocos. Y las escasas veces que se realizan planes vinculados a la producción agrícola familiar, son apenas para sobrevivir y no para desarrollar economías verdaderamente sustentables.
La pregunta que da inicio a este párrafo sigue en pie. Y hasta ahora no encontramos ninguna respuesta.

Recomendaciones para ver online: El arca rusa

EL ARCA RUSA (Alexander Sokurov, Rusia, 2002), merece destaque por tratarse de una proeza desde el punto de vista técnico, ya que es la primera película en la historia del cine realizada en un único plano, sin cortes de edición, durante 90 minutos.

Ya Alfred Hitchcock había diseñado una puesta en escena similar con LA SOGA (1948), pero en verdad el plano único estaba trucado debido a imposibilidades técnicas de la época: para los rollos de 35 mm no había chasis que pudieran soportar más de 10 minutos de película; por esa razón la trama de 80 minutos que se desarrolla en una locación única fue resuelta en 8 "planos secuencia" de 10 minutos cada uno. Con un mecanismo de ingeniería magistral, Hitchcock planificó sus secuencias para que tuviesen esa duración y que a la vez, sobre el final de cada una de ellas, la cámara pudiese moverse tras una espalda o tras un mueble, para provocar naturalmente un negro que le permitiese realizar el corte y que luego, el siguiente plano, comenzara en el mismo punto y la cámara saliera de esa oscuridad para iniciar la siguiente secuencia, con el objeto de disimular el corte.

Muy poco después de El arca rusa, el film italiano VALS (2007) de Salvatore Maira, repitió la proeza de realizar un largometraje en un plano único.

El Arca Rusa es un viaje por la historia rusa pretextado a través del recorrido visual del museo Hermitage, en una puesta en escena milimétrica y perfecta al extremo. Pudo llevarse adelante en un plano único gracias a la tecnología digital que permitió filmar 90 minutos continuos en video de alta definición, transferido a un disco duro, y convertido luego a film de 35mm. Como resultaría imposible conseguir una fotografía esmerada como la que caracteriza al cine de Sokurov con una cámara que se desplaza por una importante cantidad de escenarios con distinta iluminación y temperatura de color, la película contó con un minucioso trabajo de pos producción para corregir luz y color, en algunos casos cuadro a cuadro.

Desde el punto de vista del contenido, la película es un homenaje a la Rusia zarista. Sokurov demuestra en ella su admiración por la aristocracia y omite los 70 años de revolución rusa que, mal que le pese, mantuvieron ese monumental museo.



miércoles, 28 de octubre de 2015

Diario de viaje de hachaytiza: Experiencia Biblioteca Solidaria (2)

Segunda parada: Canelones - Pinar norte

Cuando llegamos, la escuela completa -con más de 400 niños en su turno matutino- estaba lista para mostrarnos una actividad que realizan todos los grupos junto al equipo comunitario lector de Biblioteca Solidaria: el juego de la oca con preguntas sobre los libros leídos en la escuela.


Y aunque parezca difícil de creer en tiempos de ritalina y dificultades de concentración, los 400 gurises -desde inicial a 6º-participaron activamente, jugando, respondiendo las preguntas que sacaba el equipo, y en un momento hasta dio la sensación de que la competencia para ver qué grupo ganaba no era tan importante como felicitar al que sabía a qué cuento refería tal historia.


En esta escuela, donde los maestros muchas veces tienen que afrontar problemas de contextos familiares complicados, han logrado la participación activa de muchos padres que se han comprometido con este proyecto de fomento de los libros y la lectura al punto de que, más allá de Biblioteca solidaria en sí, han tenido la iniciativa de realizar rifas y otras actividades para obtener recursos para la compra de libros a la escuela, que los niños leen en clase -solos o con su maestra-, con los padres que les van a leer una vez por semana, y que también pueden llevar prestados a su casa.


En las entrevistas con las madres (en su gran mayoría) y algunos padres es notable ver cómo este ejercitar la lectura en la escuela con las familias favorece tantas cosas esenciales que hoy parecen faltar en esta zoociedad consumista: la elevación de la autoestima de padres que se sienten integrados y reconocidos, demostraciones continuas de cariño que fortalece a todos, y niños que se sienten queridos, apoyados y motivados en su proceso de aprendizaje. Todos ejemplos a copiar, y no son de otro país, se está dando acá, en 300 escuelas del país.
Obviamente el ideal es que el proyecto llegue a todo el país, porque no sólo llega la biblioteca solidaria con su "biblioteca mínima" integrada por una colección de 64 libros, sino una serie de recomendaciones y actividades que ayudan a maestros y equipos comunitarios lectores a dinamizar la lectura. Pero está claro que también se puede tener iniciativa propia -como la escuela rural de Cuchilla del Perdido que inició su programa lector sin haber recibido el año pasado los libros, o esta escuela del Pinar con las rifas- para fortalecer esta actividad que, está clarísimo, genera verdaderos cambios.

domingo, 25 de octubre de 2015

Diario de viaje de hachaytiza:Experiencia Biblioteca Solidaria (1)

Primera parada: Soriano

La mañana abría amenazante cargada de nubes tormentosas. Y desde la ruta maltrecha nos topamos con estos gigantes, que no eran ni los treinta ni cuarenta de don Quijote, pero estaban allí suspendidos, tiesos y magníficos, prontos a dar batalla.



El equipo de Biblioteca Solidaria de ProLEE (ANEP), del que ustedes conocieron su proyecto a través del documental "Biblioteca Solidaria. Por una comunidad de lectores", nos planteó hacer una serie de micros en distintas escuelas del país.
En este caso con el objetivo de recoger, más que la experiencia de BS en sí, lo qué está pasando con los niños y su relación con los libros, el gusto por la lectura y los libros, la vivencia de padres y otros integrantes de los equipos comunitarios de lectura, y maestros, acerca de lo que significa y aporta la relación con los libros no sólo en los procesos de aprendizaje, sino en todo lo que hace a la vida de niños y adultos que se vinculan a la lectura.


La idea del diario de viaje se nos ocurrió por las ganas de compartir con ustedes, nuestros 5 seguidores (menos que los que tiene Sánchez Padilla en Estadio 1), ciertas impresiones que, por una cuestión lógica de los objetivos que persiguen los micros, no estarán presentes en los materiales que realicemos.


Nuestra primera parada fue una escuelita rural de Soriano, ubicada en la "Carretera del Perdido", a 11 km de Cardona. 
Una preciosa escuela donde estudian doce niños de distintas edades (de inicial a 6º) con la maestra que es también la directora y vive en la zona.

Cuando llegamos los gurises estaban expectantes de nuestra visita, obviamente, pero rápidamente se olvidaron de nosotros, y después de filmarlos realizando actividades de lectura en clase y de realizar algunas entrevistas, todos se fueron a jugar al patio.

Y aquí viene lo que les queríamos contar, que va a contrapelo de lo que vivimos usualmente en Montevideo y en las zonas urbanas: en esta escuela, los niños más grandes protegen a los más chicos. No se pelean ni se agreden y juegan en una onda muy buena. Tan es así -nos contaban la maestra y dos madres que constituyen el equipo comunitario lector- que unos niños que iban a la escuela de Cardona y al integrarse a la rural eran agresivos y distorsionaban la clase, poco después se fueron adaptando a esa -para ellos- nueva forma de relacionamiento, y ahora todo estaba bien. Lo interesante es que esta conducta sin violencia y de protección de los grandes frente a los pequeños, no resulta de una imposición de los adultos, sino que surge naturalmente entre ellos. Lo cual inevitablemente nos lleva a reflexionar sobre el asunto.

En ese sentido, con la maestra nos preguntábamos por qué tantas veces las escuelas rurales que son invitadas a la capital a ver experiencias de trabajo novedosas, con nuevas tecnologías, etc -algo muy bueno, sin duda-, por qué no pueden ser también anfitriones de niños y maestros de la ciudad.

De regreso a Montevideo, mientras esperábamos el ómnibus en Cardona, nos topamos con este viejo hotel cerrado que nos hizo evocar a Juan Carlos Onetti y su Hotel Plaza en la onírica ciudad Santa María.


"Desde su mesa, Díaz Grey los miraba mientras bebía. Vio las caderas anchas de los hombres desbordando los taburetes y las raquíticas nalgas de las dos mujeres. La lluvia regresaba tímida, emparejaba su rumor, quedó fija como un objeto agregado a la noche". (Juntacadáveres - 1964)


martes, 6 de octubre de 2015

Una invitación para ver online: el documental "Confección de dignidad", sobre el Taller de vestimenta industrial implementado por el Sindicato Único de la Aguja

El documental rescata la experiencia de capacitación llevada adelante por el Sindicato Único de la Aguja a treinta internas del Centro de Rehabilitación Nº 5, en el marco del Programa de Justicia e Inclusión de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto financiado por Unión Europea.



Los invitamos a que nos dejen sus opiniones y compartan el video difundiéndolo entre sus conocidos.

viernes, 2 de octubre de 2015

Recomendaciones para ver online. Otra Turquía, diferente a las telenovelas: SUEÑO DE INVIERNO

SUEÑO DE INVIERNO. Turquía, 2014. Dir: Nuri Bilge Ceylan (8)

Interesantísimo film donde la trama no pasa por las acciones sino por lo que sucede con los personajes. En un espacio bello pero crudo, los tiros por elevación y el trasfondo que subyace entre los personajes va apareciendo en forma soterrada, sin llegar nunca a desencadenarse la tragedia, como dolores sordos y corrosivos metidos en la piel de los personajes.
Podría decirse que no hay trama y sin embargo es notable como la expectativa se sostiene durante toda la película.

La película la pueden ver aquí.


Acá les dejamos el trailer: